Restaurante “Suculent”

Rambla del Raval, 43, Barcelona, Barcelona (España)

Instalarse en la antigua “Bodega del Raval” era un gran reto; pero mantener el espíritu de aquella tasca canalla… aún era más difícil. Han conseguido superar cualquier expectativa.

El local es encantador. Le dan mucha importancia a la historia y esto se ve con el respeto que han mostrado hacia el mobiliario original. Una larga barra de mármol, siempre llena de gente, le da un aire a bodega familiar que te hace sentir como en casa. Pequeñas mesas de madera maciza se reparten justo delante de la barra y al final del local. A primera vista, el local es pequeño. Pasando por la cocina, unas escaleras te llevan a la parte de arriba donde hay dos comedores. El primero es un balcón que da a la barra de la entrada. Una larga mesa de madera pegada a la pared llena de sillas y lucecitas invita a sentarse. El segundo comedor es una estancia amplia con paredes de piedra y vigas de madera que recuerda a las típicas masías catalanas. Justo en la entrada de la cocina hay una puerta clandestina que te lleva a un comedor privado. Una mesa de madera antigua, para 7 personas, es lo único que hay. Las paredes son de baldosas blancas. Sencillo. Ninguno estridencia. Una enorme ventana se puede iluminar para tener vista directa a la cocina. Es un comedor privado para tener en cuenta todos aquellos que quieran celebrar algún evento con intimidad.

Ellos… ¿qué puedo decir de ellos ??? Hedi es un gran profesional y genial persona. La sala es suya. Está pendiente de todo. Me encantó cuando me dijo “aquí se tiene que mojar pan hasta que esté el plato limpio”. Tonet… chef con, me atrevo a decir, un gran nivel de perfeccionismo con todo lo que hace. Discreto.



Tipo: detrás de este proyecto está Carles Abellan. Esto ya es garantía asegurada. Más que innovar, prefiere renovar. Aquí se encuentran platos tradicionales preparados con técnicas actuales. Tuve la oportunidad de probar:

  • Croquetas de cola de vaca vieja con trompetas de la muerte – cosa aparte. He probado pocas croquetas como éstas. Textura suave con un gusto exquisito.
  • Jurel en escabeche.
  • Boquerones marinados con raspa.
  • Ostra en ceviche – una auténtica delicia. Uno de mis platos preferidos del restaurante. Plato sencillo donde se ve la calidad del producto que utilizan.
  • Ceviche de camarón rojo – otro de mis platos estrella. Dejé el plato limpio. Me encanta como está tratada el camarón.
  • “Ajoblanco” con sardina ahumada y huevos de trucha – tremendo “ajoblanco” y genial el momento cuando los huevos explotan en la boca. La mezcla de sabores es de infarto.
  • Bössam de lengua de buey
  • Chipirones con foie a la brasa – para morir de gusto. Momento que no quería que se acabara nunca. Un poco picante, pero mezcla adorable.
  • Pulpo a la brasa y garbanzos sofritos con morcilla – delicioso. No puedo describir mejor este plato.
  • Lomo de atún rojo a la parrilla con emulsión de piñones – sorprendente. Nunca había probado el atún con piñones.
  • “Steak Tartar” tibio sobre tuétano a la brasa – los que sois amantes del “steak tartar” no podéis dejar de probar éste. Sabroso y fino a la vez.
  • Arroz con leche de coco, mango, lima y chile – una auténtica delicia.
  • Pastel de queso brie a la vainilla de Tahití y Gellée de moscatel – pastel de brie ??? lo habíais visto nunca??? Brutal!

Una joya en medio del Raval.

 

Preu
Alt. Desde 40€.

Comentaris

  • (no serà publicat)