Restaurante “Cafe Emma”

Carrer Pau Claris, 142, Barcelona, Barcelona (España)

Provoca entrar sólo verlo.

Una terracita pequeña y de estilo completamente diferente al que estamos acostumbrados en Barcelona se deja ver discretamente en pleno Eixample. Paredes de piedra, columnas negras con los nombres de los platos escritos en blanco, muchos cristales y luz barroca. Estéticamente, quizá encajaría más en París … y es que detrás de este proyecto hay alma francesa!

Dentro, el ambiente afrancesado se agrava: carteles en francés, libros de París mezclados entre las botellas de vino, la boulangerie al fondo con el pan expuesto. Hay dos zonas bien diferenciadas. La primera es la de la barra y, la segunda, es el comedor propiamente. Si tenéis la oportunidad, pedir la mesa en el comedor: disfrutaréis de más tranquilidad. Ambiente muy acogedor y lleno de detalles.

El chef Romain Fornell, estrella Michelin con el restaurante “Caelis” y el responsable también de “Cafe Turó” y “La Taverna del Mar“, es el alma matter. Tenía en la cabeza la idea de crear un restaurante diferente y sencillo. Quería recuperar el concepto de bistró francés, donde se sirven platillos de forma ágil, a un precio asequible y con producto mayoritariamente francés. Lo ha conseguido.



Tipo: cocina francesa sencilla con toques contemporáneos. Tuve la oportunidad de probar:

  • Paté de pato al estilo “rillettes” con pan tostado – delicioso. La manzana le da un punto de frescura que le va perfecto al plato.
  • Sopa de cebolla con queso emmental – aunque ya he manifestado, en repetidas ocasiones, mi debilidad por las sopas; debo decir que esta me robó especialmente el corazón. El queso tostado de la parte superior está en su punto.
  • Ensalada “Niçoise” con anchoas, huevo, atún y tomate – muy fresca.
  • Roast Beef con bouquet de ensalada y salsa tártara ligera – uno de los platos estrella. La carne al punto, pero el secreto está en la salsa…
  • Macarrones de bogavante al comté – este es el plato que no podéis iros sin probar. Diferente y único. Un “must” de la casa.
  • Entrecote con salsa “como antes aquí” – han respetado el plato estrella del antiguo restaurante.
  • Tartar de buey al cuchillo con salsa bistrot – buenísimo. Otro de los platos estrella.
  • Tarta tatin con salsa y helado de caramelo, acompañado de vino muscat de Rivesaltes – finísima.

Un trocito de París en el Eixample barcelonés.

Preu
Mitjà. Entre 25€ i 40€.

Comentaris

  • (no serà publicat)