Restaurante “Nectari”

Carrer de València, 28, Barcelona, Barcelona (España)

Me habían hablado muy bien del “Nectari”, las fotos en las redes prometían y la estrella Michelín los avalaba; pero os aseguro que la visita superó cualquier expectativa que me había hecho.

Ikram y Jordi Esteve son los que hacen latir el “Nectari” de una forma especial: desde la humildad y con mucha ilusión por innovar. Jordi tiene pasión por lo que hace y así lo refleja en sus platos. Se muestran muy cercanos y hacen que salgas del “Nectari” queriéndolo.

El restaurante tiene tres salas; la más pequeña es ideal para celebraciones privadas. Todas son sencillas, sin muchas estridencias pero con gran personalidad. Los colores arriesgados de las paredes contrastan con los colores arriesgados de los muebles. Las mesas son elegantes: manteles blancos que dan importancia a las majestuosas sillas de piel.



No me quiero olvidar de mencionar a Oriol. Ofrece una atención impecable cuidando hasta el mínimo detalle, pero sin agobiar. Está pendiente de todo.

Tipo: cocina mediterránea de autor con productos de temporada. La carta está elaborada con una nutricionista para lograr el equilibrio perfecto evitando las grasas y los alimentos difíciles de digerir… chapeau!

  • Chips de yuca – en el “Nectari” descubrí que, incluso, unos chips pueden ser elegantes!
  • Aperitivos:
    • Gelée de pimiento rojo con jengibre – brutal la textura que consiguen.
    • Mousse de espárrago blanco con perfume de trufa – si tuviera que escoger un aperitivo, aunque es difícil hacerlo, me quedo con este. Me encanta la mezcla del espárrago con el punto de trufa.
    • Berenjena asada con vino y piñones – los piñones tienen un papel protagonista que me gusta.
    • Croqueta fría de queso de cabra, sésamo negro y compota de tomate – muy original.
  • Mousse de ensalada con queso ricotta, esferificación de módena y tomate, uvas y caviar – plato muy sorprendente… Por un lado, a nivel de presentación, no me esperaba probar una ensalada convertida en mousse. Por otro, a nivel de gustos, la uva y el caviar dan el toque diferencial.
  • Ravioli de gamba relleno de láminas de setas con reducción de crustáceos – el tercer plato estrella. Brutal! Original, diferente y gustosísimo.
  • Crema de negrillas y rebozuelos con nube de huevo y perfume de trufa – si algún día probáis este plato, pedid silencio en la sala. Merece la máxima concentración. Es fascinante. La crema, que es muy sabrosa, no le quita protagonismo a la nube de huevo; de hecho, cada uno de los productos tiene su momento de protagonismo. Qué difícil es conseguir esto! Plato estrella… sin duda!
  • Arroz meloso de crustáceos con calamares – muy meloso…
  • Filete de cabra salvaje de Bot con hierbas salvajes y hongo negro – segundo plato estrella. Habíais visto el filete servido encima de un solo hongo? Tremendo el filete de cabra… se me hizo corto!
  • Tarrina de patata y tocino con mini vegetales, pisto con costilla neta de bos taurus con mostaza antigua y aroma de romero – la calidad de la carne hace que no valores el resto del plato.
  • Hamburguesa dulce con brownie de chocolate, mousse de chocolate blanco, sorbete de naranja con oro y sésamo. Acompañado con unas fritas de mango y biberones de albaricoques y frutos rojos – divertido y original.

Hasta tal punto cuidan los detalles, que las infusiones se sirven con relojes de arena para conseguir su estado óptimo. No hace falta decir nada más.

Creatividad y originalidad son el hilo conductor de esta delicada experiencia gastronómica. Bravo!

Preu
Alt. Desde 40€

Comentaris

  • (no serà publicat)