Escapada Ruta de los Pelegrinos de Besalú

Beuda, Gerona (España)

Soy fan de Besalú. Me parece un pueblo fascinante. Siempre encuentro una excusa para dejarme perder y aprovecho para disfrutar de la magnífica cocina del “Pont Vell“. El único problema de que me fascine tanto es que no me aventuro a descubrir sus alrededores. Me siento a gusto y la vivo más intensamente a medida que me voy haciendo más y más mayor.

Un día navegando por Internet descubrí una ruta de peregrinación que me llamó la atención. Salía de Besalú y las distancias parecían cortas. Así es que ya volvía a tener excusa para hacer la visita de rigor al “Pont Vell“; pero esta vez la excursión sería diferente.

Inicialmente, la peregrinación era un viaje a un lugar sagrado para la religión para obtener los favores de la divinidad o la penitencia. Pienso (y esto es una opinión personal) que este concepto ha ido desapareciendo para dar paso a un ejercicio de conocimiento y trabajo interno de las personas. Sea como sea, la ruta tiene un alto interés histórico-cultural que vale la pena vivir.



La primera parada es en Sant Pere de Lligordà. Es una iglesia del siglo XII. Construida en una nave rectangular y termina en un ábside semicircular. Es pequeña, de estilo románico y con un encanto que enamora. Como en muchas otras iglesias en todo el país, me la encontré cerrada en fin de semana y no tuve la oportunidad de visitarla por dentro. Desde aquí manifiesto públicamente que no entenderé nunca que las iglesias permanezcan cerradas. En el lado oeste se levanta un campanario. Inicialmente era de pared, pero luego lo construyeron en una torre. Se accede por una escalera exterior accesible para todos. Desde arriba hay unas vistas que vale la pena verlas.

Continuar por la carretera hasta encontrar el desvío de Palera. En seguida se llega al Sant Sepulcre de Palera. Se constituyó como un gran centro de peregrinación. Se podían conseguir indulgencias como las que se obtenían para visitar Tierra Santa porque estaba directamente relacionado con el Santo Sepulcro de Jerusalén. Es uno de los edificios más notables del arte románico del Condado de Besalú.

El Santo Sepulcro está junto al Claustro de Palera y de la Iglesia de Santa María de Palera. La iglesia es de 1834 y tampoco la pude ver por dentro. El entorno se súper agradable. Destaco el pajar en la que estuve jugando una media hora larga! El claustro lo han reconvertido en un restaurante muy curioso y al que tengo ganas de ir un día. La paz que se respira allí no tiene precio.

Volver a la carretera e ir dirección Beuda. El pueblo es una plaza y poco más. No me encontré ni una sola persona en la calle. La plaza de la iglesia de Sant Feliu de Beuda es monísima. Estaba cerrada, pero sé que volveré para verla pues las fotos que he visto de dentro me provocan mucho.

Hice el recorrido en coche. Son pocos kilómetros de carretera en buen estado y todo está cerca. La visita es de gran interés.

Duració
Se puede hacer a pie o en coche.
La duración de la escapada depende de la elección que se haga. Yo la hice en coche. En una mañana se puede hacer entera.
Nens
Sin problema.
Animals
Sin problema.

Comentaris

  • (no serà publicat)