Restaurante “Plat Unic”

Carrer Trafalgar, 30, Barcelona, Barcelona (España)

Tal y como ellos mismos se describen: “Es un restaurante inusual. Una casa de comidas con una fórmula diferente y actual”.

Me encanta ver que todavía hay gente que es capaz de buscar, en un sector tan maduro, el rasgo diferencial para ofrecer algo auténtico. El concepto es chulísimo.

No hay carta, ni menú de mediodía, ni menú degustación. Tienen un plato único por temporada (con un precio también único de 32€) con diferentes guarniciones y un postre. Todo maridado con un vino de mesa (el de la casa) que cada uno se sirve directamente de unos surtidores ubicados en la pared. Quieren rendir homenaje a lo de probar el “plato del sitio” con cocina ininterrumpida de martes a sábado de 13h a 22:30h. Tuve la sensación de tirar atrás (conceptualmente) en el tiempo pero en un lugar de hoy en día. Mezcla muy divertida.



El restaurante es monísimo. Está ubicado en la planta baja del hotel “Yurbban Trafalgar” de Barcelona. Los techos son negros y contrastan con las luces blancas y redondas que cuelgan del techo y que me encantan!. La oscuridad se compensa con alguna pared de color verde que le da carácter al local. Tiene un punto informal que me relajó; pero, al mismo tiempo, tiene un punto serio que también me gustó.

El espacio es diáfano. Al fondo, las vitrinas van de lado a lado mostrando las plantas exuberantes que hay en el jardín y aprovechando, al máximo, la luz del exterior. Una de las cosas más divertidas es, sin duda, los surtidores de agua y vino que hay en una de las paredes de la entrada. 6 surtidores de autoservicio con las 6 únicas bebidas que tienen: vermut, vino blanco, vino rosado, vino tinto, agua fría y agua natural.

Tipo: plato único de carne.

  • Aceitunas, “piparras” y pan – La presentación es impecable. Dos recipientes caseros: uno con las aceitunas grandes, sabrosas y fuertes y el otro por las picantes “piparras”. El pan lo traen con un sobre de papel. No soy demasiado amante de las cosas picantes; así es que me quedo con las aceitunas y el pan que están de infarto.
  • El plato único, que siempre es carne, lo cambiante por temporada – Me tocó el corte de costilla de ternera. Lo sirven fileteado y, para mi gusto, el punto perfecto de cocción. Os aseguro que es una de las mejores carnes que he comido nunca. Sabrosa, tierna y con el punto perfecto de grasa. Acompañan la carne con tres salsas: jugo de asado, mojo verde (a base de cilantro) y mojo picón. Yo no puse ninguna. Me pareció un pecado “maquillar” esta carne.
  • Guarniciones:
    • Remolacha con salsa raifort – No la probé. No soy demasiado fan de la remolacha y menos si está acompañada de una salsa verde elaborada con rábanos picantes.
    • Espinacas crudas con jengibre – Plato refrescante. Me pareció un buen acompañamiento para la carne.
    • Parmentier de patata – Eso es cosa aparte. Finísimo y delicioso. La guarnición perfecta para la carne perfecta. Brutal.
  • Fresas con nata – La nata tenía una textura especial. Buenísima.

Aplauso enorme para la creatividad y por poner foco en un solo producto pero bueno.

Cerrad la visita con una copa en la terraza. Tiene unas vistas fantásticas.

Preu
Mitjà. Entre 25€ y 40€

Comentaris

  • (no serà publicat)