Hotel “Terradets”

Ctra. Balaguer - Tremp C-13, km 75, Cellers, Lérida (España)

Soy una enamorada del Congost de Mont-rebei. La había visto, por tierra, haciendo una ruta de senderismo; pero ahora tenía ganas de verlo y vivirlo desde el mismo río. Necesitaba tener otra perspectiva de la majestuosidad del lugar y organicé una escapada.

De joven iba a menudo al lago Terradets a ver competición de esquí acuático (deporte que he practicado hasta mayor) y me sonaba que había un hotel al lado del lago. Cuando averigüé que aún estaba abierto, me pareció buena idea ir a dormir allí. Por un lado, tendría un poco de melancolía del pasado (cosa que, de vez en cuando, me encanta) y por el otro me alojaba cerca de lo que era mi objetivo del fin de semana.

El hotel está ubicado en la misma carretera. Tres edificios de diferentes estilos y pegados el uno al otro son el hotel, la cafetería y el restaurante. La verdad es que, desde fuera, no luce demasiado. Pero creedme y entrad para pedir una habitación con vistas al lago. Las habitaciones son monísimas. No son demasiado grandes, pero están perfectamente restauradas y son muy cómodas. Tienen tonos cálidos que transmiten tranquilidad y, lo más importante, están muy limpias.



Lo que hace especial al hotel es, sin duda, las vistas al lago. Todos los minutos que no estuve durmiendo, los pasé sentada en la silla del balcón observando la preciosidad de las vistas: el lago con las montañas al fondo. Naturaleza, silencio, una luz especial y mucha paz. Esto es lo que sentí. La luz va cambiando el escenario de una manera mágica. Por la noche no se ve lo mismo que por la mañana ni por la tarde y, sinceramente, no puedo elegir uno solo. Me quedo con la imagen de los tres.

Desde la habitación también se ve la piscina. Es grande. Alrededor de la misma hay mesas, donde sirven bebidas, y hamacas, donde hice una siesta memorable. Desde mi punto de vista, existe una gran diferencia entre las zonas comunes del hotel y las habitaciones. Me quedo con estas últimas.

Tanto si vais con hijos, como con la pareja o amigos, no dudéis en pedir asesoramiento de todas las actividades que se pueden hacer alrededor. Hay mil opciones muy provocadoras: curso de orientación con kayak, excursión en kayak hasta una cueva y visita a la misma, senderismo, rutas ciclistas, visita al parque astronómico del Montsec, el tren de los lagos, etc. Se hace difícil escoger una!

En el mismo hotel, pero dos edificios más allá, está el restaurante “Del Llac” donde ofrecen cocina contemporánea con raíces en la cocina tradicional. En breve, haré la publicación del restaurante.

Destaco las habitaciones con vistas y la ubicación inmejorable del hotel.

Comentaris

  • (no serà publicat)