• Menu
  • Menu

Escapada Hoian


Escapada Hoian

Acceso
Los mismos hoteles ofrecen el traslado en taxi hasta el centro de la ciudad.

Hoian (Vietnam)

Es una pequeña ciudad que salió intacta de la devastación de la guerra de Vietnam. Desconozco si este es el motivo, pero caminando por las calles tuve la percepción de que los aldeanos eran muy conscientes de la importancia de mantenerla cuidada. Justamente por ello, decidieron cobrar por la entrada a los edificios históricos y que todo el dinero iría destinados al mantenimiento de los mismos. La idea me pareció brillante. A día de hoy, han conseguido tener la ciudad casi impecable.

Tiempo atrás fue un pueblo dormido; pero a mediados de los noventa resurgió y lo hizo como ciudad turística. Años más tarde, en 1999, la declararon Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Ahora es un centro próspero de oficios tradicionales y artesanos.

Sin duda, el plato fuerte de Hoian es la arquitectura de su casco antiguo que se ha mantenido intacto con el paso del tiempo. Las estrechas calles son de uso exclusivo para peatones y tienen un encanto especial. Las coloridas tiendas, los puestos de los vendedores ambulantes y los templos (que datan de los siglos XVI y XVII) son los tres protagonistas.

El alto volumen de tiendas de ropa me despertó la curiosidad. Fue entonces que me enteré que Hoian tiene mucha tradición en el tratamiento de telas y que muchos turistas aprovechan la visita para hacerse vestidos y trajes a medida. La visita a un taller fue una experiencia diferente.

Tuve la sensación de estar siglos atrás... como si se hubiera detenido el tiempo. Allí todo pasa despacio. Recomiendo no irse de Hoian sin hacer una visita guiada a una de las históricas casas de madera del centro. Están muy bien conservadas. También se tiene que ver, de día y de noche, el puente japonés que unía el barrio chino con el japonés. Su fisonomía cambia muchísimo dependiendo de la hora del día. Es de madera y piedra. Está cubierto y en su interior hay un pequeño altar. Una de las entradas está custodiada por estatuas de perros y la otra por estatuas de monos.

No os vayáis sin visitar también la Chuc Thanh Pagoda. Es la pagoda budista más antigua de Hoian y se puede ver cómo todavía utilizan algunas campanas, gongs de piedra y de madera. Es muy curioso ver el ofrecimiento de comida a los dioses. Tiene una mezcla de arquitectura vietnamita y china tradicional que la hace muy interesante. Ha vivido muchas renovaciones, pero su estructura original se mantiene intacta.

Me encantó caminar por la ciudad sin prisa, sin destino fijo. Sólo observando y compartiendo momentos con la gente local.

En octubre y noviembre es época de lluvias y es bastante frecuente ver la ciudad inundada. El nivel del agua sube: pero, en ningún caso, repercute en la vida cotidiana de los ciudadanos que ya están acostumbrados.

En el centro mismo de Hoian hay una concentración de rickshaws (bicicletas llevadas por hombres). Todos van uniformados con camisa azul cielo y pantalón azul oscuro. Cogí uno para llegar hasta "Tra Que Vegetable Farm" donde cultivan una gran variedad de verduras y hierbas. Está al noroeste de Hoian y junto al río De Vong. Los agricultores no utilizan ningún abono ni fertilizante, sólo un alga específica que se encuentra en la laguna Tra Que y el resultado es brutal! La visita a la granja es muy completa: enseñan todo el proceso de cultivo y recogida de las verduras, ofrecen una degustación de "Tam Huu" (plato típico con gambas, cerdo y las hierbas aromáticas) y terminan la visita con un masaje en los pies después de comer. Aquí conocí a una veterana de la guerra de Vietnam.

Volver a Hoian con el mismo rickshaw. De verdad que el camino es fantástico y pienso que ellos han encontrado la velocidad perfecta, con el rickshaw, para vivirlo con la calma que se merece.

En Hoian están los mejores hoteles de Vietnam central. Alojarse en uno de ellos y poder vivir una ciudad Patrimonio de la Humanidad y la vida rural al mismo tiempo es un auténtico privilegio.

Tradición y cultura. Un paréntesis en Vietnam.

Duración:

Un día entero es suficiente para verlo todo.


Niños

Sin problema.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies