• Menu
  • Menu

Escapada La Vall d’Ora


Escapada La Vall d’Ora

Acceso
En la carretera que une Solsona con Berga hay un cruce que indica “La Vall d’Ora”. Son pocos quilómetros hasta llegar, pero la carretera es estrecha y tiene curvas.
Navès
Lérida (España)

Tenía tanta ilusión en ir a "Forest Days" que me olvidé de buscar información de la zona. No conocía los alrededores, ni sabía qué se podía hacer/ver; pero, Montse y John enseguida me hablaron de Vall d'Ora.

Es relativamente pequeña y su interés histórico-cultural y natural me convencieron rápidamente.

En la misma carretera, que sigue el curso del río "Aigua d'Ora", hay un pequeño parking con carteles informativos. Dejad el coche y visitad el Ecomuseo de la Vall d'Ora, que está a los pies de los impresionantes acantilados de Busa:

  • Monumento al conde Wifredo. OJO!!! Aquí es donde nació la bandera catalana en 897. Según cuenta la leyenda, justo aquí es donde el conde Wifredo el Velloso impregnó su escudo dorado con las cuatro barras de sangre. Hay un monumento conmemorativo.
  • El museo, que era la antigua escuela rural, acoge una muestra de los diferentes oficios del campo. Muy cerca está el aserradero y el molino de Ca l'Ambrós. No olvidéis contemplar la belleza del pequeño puente románico.

Para concertar visitas al Ecomuseo del Vall d'Ora, hay que llamar a la Oficina de Turismo del Solsonès.

Continuando por la misma carretera, a unos 3 km, se llega a la iglesia de Sant Pere de Graudescales (siglo X). Hay una valla que, aunque no lo parezca, se puede cruzar con el coche. Aquí la carretera se convierte en camino de carro (sin asfaltar). Pasaréis por campos con vacas y llegaréis a un puente de madera. A mí me dio miedo cruzarlo con el coche. Desde el puente hasta la iglesia hay unos 15 minutos andando.

El exterior de la iglesia es fantástico. Es muy sobria. Me hubiera pasado horas mirándola. La pena es que siempre está cerrada, pero una gran ventana en la puerta deja ver el interior. Es un antiguo monasterio benedictino consagrado en 913, en el que vivió una comunidad de monjes hasta el siglo XIII. A partir de entonces, se convirtió en una parroquia.

Historia y naturaleza conviven en este valle de merecida visita.

Duración:

La visita se puede hacer en una mañana bien aprovechada, siempre y cuando no se coja ningún GR y se visite lo que se especifica en el post.


Niños

Sin problema.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies