• Menu
  • Menu

Escapada caminito del rio Fluvià y visita al puente de Esponellà – cruz Martís


Escapada caminito del rio Fluvià y visita al puente de Esponellà – cruz Martís

Acceso
En la C-66 que va de Girona a Olot, en esa dirección, justo pasado Serinyà (en el Km. 54) hay un cartel a mano derecha que indica “Camí d’Esponella / La Central”. Aquí empieza el camino.
Esponellà
Gerona (España)

Buscaba una escapada fácil (íbamos un grupo con un bebé), que se pudiera hacer en coche, con buenas vistas, en medio de la naturaleza y en el Pla de l'Estany... voilá... esta opción fue perfecta.

El camino no está asfaltado, pero es muy cómodo para hacerlo en coche; aunque también se puede recorrer a pie o en bicicleta.

Es un recorrido de 4 Km muy interesante tanto desde el punto de vista medioambiental como por el aprovechamiento de los recursos energéticos. A un lado, hay bosques de pinos y encinas; en el otro, el río Fluvià. Es súper agradable e incita, en muchos momentos, a detenerse para disfrutar de las vistas y de los ruidos de las aves.

El camino es conocido popularmente como el "Camino de las Represas". Hay tres.

La primera está en funcionamiento desde 1935. Al lado mismo está el edificio de la central hidroeléctrica y la vivienda de la familia que se hace cargo.

En breve, se llega a la reserva natural de fauna salvaje "l'Illa del Fluvià" que está ubicada en la represa del medio (la segunda) y donde se puede disfrutar de gran variedad de aves acuáticas. Son 65 Ha de mucha tranquilidad que hacen que sea una zona de gran interés ecológico y uno de los principales lugares de nidificación de aves acuáticas de la comarca.

Un agujero en la roca del otro lado del río me llama la curiosidad. Es una cueva donde está la ermita de Sant Miquel de la Roca! Me queda pendiente volver para subir a pie... seguro que vale la pena la visita!

En nada, ya se llega a Esponellà. No fui capaz de encontrar ninguna indicación del puente romano y la cruz Martís y cuando pregunté a la gente local me indicaban hacia el puente moderno. Tened paciencia y preguntad hasta encontrar a alguien que os lo indique.

La descripción técnica dice que se trata de un puente de piedra del siglo XV que atraviesa el arroyo que sale del estanque de Esponellà y las balsas de Martís, pero tengo que decir que no atraviesa ningún arroyo. Está todo seco. Aún así tiene un encanto especial. Está formado por un arco de punto redondo y dos pasos de agua de sección cuadrada simétricos a cada lado de la bóveda. En el lado norte del arroyo está la cruz de Martís (el término).

Es una escapada muy fácil y perfecta para hacer con niños.

NOTA: he marcado en el mapa la población de Esponellà porque es donde termina el recorrido y donde está la cruz; pero tened cuidado que el camino empieza en Serinyà!

Duración:

La escapada se puede hacer en una mañana.


Niños

Sin problema.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies