• Menu
  • Menu

7 restaurantes con vistas al mar

7 restaurants amb vistes

Es curioso como casi todos, de un modo u otro, buscamos hacer cosas similares durante las diferentes temporadas. Tenemos tendencia a ir a los ríos y pozas en primavera, a la playa en verano, al bosque durante el otoño y a la montaña durante el invierno. Podemos hacer excepciones, pero esta es la tendencia. Si creéis que esta afirmación no es del todo cierta, como justificáis que todos los chiringuitos o restaurantes que están ubicados cerca de la playa, en verano estén con listas de espera día tras día?

Lo peor de todo es que muchos de ellos ni ofrecen buen producto, ni ofrecen buen servicio. Es por eso que quiero hablar de aquellos lugares que quizás no son tan económicos, pero lo que recibimos a cambio es infinitamente mejor.

Me ha costado escoger; pero me he quedado con una lista de 7. 7 sitios con vistas al mar (por lo de aprovechar la tendencia del verano), con una cocina elaborada, un servicio exquisito o un rasgo diferencial enorme.

Casamar
Detrás del “Casamar” hay un equipo humano bestial. Los dos hermanos Casellas enamoran. Lo dan todo por el proyecto que viven conjuntamente y el resultado es evidente. Una estrella Michelin me parece poco; pienso que merecen más, pero tiempo al tiempo. La ubicación es fascinante. Vistas a la playa de Llafranc desde arriba. Ofrecen una cocina con carácter y elegante al mismo tiempo. El menú degustación es una auténtica perdición. Mis platos estrella son: la trufa de foie gras mi-cuit con crumble de avena y espelta (simulando una roca crujiente por fuera y cremosa por el centro, con notas finas de cereales), el canelón tibio de puerro con cigalas y parmesano (un clásico de casa) y las fresas con nata.

La Taverna del Mar
Ubicado literalmente encima del mar. Las vistas son inmejorables desde cualquier mesa. Frontalmente, se disfruta de mar abierto con una sensación de amplitud indescriptible y con el horizonte perfectamente definido. Lateralmente hay vistas a las míticas casitas de colores que hay sobre la playa y el clásico hotel “La Gaviota” de S’Agaró. La terraza está protegida de la tramuntana con cristales, lo que permite disfrutarla durante más tiempo. Detrás de la cocina de “La Taverna del Mar” está el cerebro del Romain Fornell. Siempre he manifestado públicamente que soy muy fan de él. Probé el tocino con ravioli de champiñones y sepia y las cigalitas de Palamós salteadas con ajos tiernos y caí rendida.

Tragamar
A quién no le gusta Calella? Quién no ha caminado por sus porches deseando que se detenga el tiempo para no perder ni un detalle del paisaje? Mi propuesta va más allá. ¿Por qué no detenemos el tiempo nosotros un rato para tener doble placer? Qué tal pedir una de patatas Bután y el tataki de atún en la misma playa de Canadell? El “Tragamar” consigue que se detenga el tiempo.

Trebol
Siempre me oiréis hablar bien del “Trébol“. Le tengo un aprecio especial. Me ha visto crecer y yo he visto como, año tras año, siempre ha mantenido el buen nivel de producto y cocina. No puedo decir que lo he visto crecer porque ellos son grandes desde el inicio. Ir al “Trébol” siempre es motivo de alegría. Está ubicado en el mejor puerto de Menorca. Sé que muchos de vosotros me discutiréis hablándome de Ciutadella o Maó; pero yo siempre he dicho y digo (con la cabeza bien alta) que “Cales Fonts” tiene un encanto que enamora. Ofrecen cocina tradicional sin muchos inventos. Potencian el buen producto tratado de forma impecable y dejan que se luzca por sí mismo. El rape frito con cebolla, las gambas, las cigalas, la sepia con calabacín y cualquier pescado os hará disfrutar mucho. Un clásico de la isla.

Arrosseria
Carme y Andreu son el alma matter de la “Arrosseria“. Ella tiene un trato delicioso con todo el mundo. Es el motor de la sala, sumiller y apasionada del mundo del vino. Él siempre está escondido haciendo lo que le apasiona. Es feliz detrás de los fogones moviéndose con agilidad para que todo salga hacia la sala en el preciso momento en que él quiere. Cada uno tiene su terreno. Se respetan y dejan que cada uno haga su trabajo. Todos los platos de tapeo son de infarto, pero no os vayáis sin probar sus bravas, las croquetas de gallina y los calamares sevillanos. De segundo, no hay debate posible. Es obligatorio probar sus arroces. Os será difícil escoger. Os lo aseguro. Sea cual sea la elección, disfrutaréis! Andreu tiene la mano rota. Me atrevo a decir que el de cerdo con trompetas de la muerte es uno de mis favoritos.

Mirador Badia
No es una propuesta de restaurante convencional y, de hecho, tampoco encontraréis aquí cocina de autor. Las mesas son de plástico y los manteles de papel. Lo que ofrecen Rubén y Xavi es otra historia. Es una mezcla de cosas: clase magistral, cata, respeto por la naturaleza, difusión del conocimiento de la tierra, paisaje espectacular y todo junto a la vez. La barca sale del puerto de L’Ampolla y recorre la costa hasta llegar a la punta del Fangar. Rodea la bahía para finalmente entrar en las mejilloneras. Hasta este momento, se disfruta de una de las mejores vistas del Delta del Ebro. A partir de aquí, comienza la clase magistral sobre el cultivo de las ostras y los mejillones. Se cierra la fiesta con una cata de las mismas y / o comida. Maravilloso. “Mirador Badía” siempre tendrá un rinconcito en mi corazón.

Ultramar
Propuesta diferente con alma propia. Es un lugar único y de ello es responsable Gerard. Todo lo que pasa dentro de “Ultramar“, tanto en la cocina como fuera, la piensa y repiensa para superarse día a día. Su cabeza no descansa. Quiere hacer cosas diferentes y las hace. Los viernes propone los “Wine a cenar” que son cenas con la presencia de alguien de la bodega para explicar los vinos, otros días ofrece música en directo y mil historias que se inventa sólo para que la gente esté a gusto. Recomiendo disfrutar de la comida desde el piso de arriba. Es donde están las mejores vistas a la Escala. Recomiendo no irse sin probar las anchoas (sería un pecado no hacerlo), los mejillones “Ándele Wey” y el “Caralmar” en tempura negro y mahonesa con ajo negro. Cocina muy honesta en un paraje brutal. No os vayáis sin probar uno de sus cocktails. Trabajan técnicas de coctelería evolutiva basada en extracciones de sabores y con licores Premium. Disponen de su propia estación de hielo para garantizar la calidad de este producto tan presente en estas bebidas.

A disfrutar!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies