• Menu
  • Menu

Escapada Camprodón


Escapada Camprodón

Acceso
Se accede por carretera en buen estado.
Camprodón
Gerona (España)

Había ido de pequeña. Hacía mucho tiempo. Guardaba un buen recuerdo tanto del puente como de las galletas (jajaja) y tenía muchas ganas de volver. Me gustó tanto que he ido dos fines de semana!

Es un pueblo dinámico, abierto a los deportes de montaña y con una amplia oferta de visitas histórico-culturales por la zona.

Si hacéis link en el mapa veréis la ubicación exacta de los lugares explicados en la publicación:

La primera vez me alojé en el hotel "Edelweiss" (reservar habitación aquí). Es un rincón clásico con historia, con talante de montaña pero confortable y cómodo a la vez. Está muy bien ubicado; a la entrada del pueblo, pero a pocos minutos andando del centro. Es un lugar que me regaló la mezcla de tranquilidad y movimiento que buscaba.

La primera visita que se debe hacer en Camprodon es el Pont Nou, que fecha del S. XII-XIII. Todos lo habéis visto alguna vez; aunque no hayáis pisado Camprodon nunca. Es el puente que hay en la caja de "Galetes Birba". Hay que verlo de día y de noche. Tiene un carácter muy diferente dependiendo de la hora! Es declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Es la imagen más popular de la ciudad. Es un puente de piedra de un solo arco y está unido a la torre de defensa que es el inicio del centro del pueblo. La entrada fortificada se conoce como Porta de Cerdanya, ya que era el punto final del camino real. La imagen de las casas frente al río Ter y con el puente majestuoso al fondo es fantástica.

La Avinguda Maristany es uno de mis rincones favoritos de Camprodon. Es un paseo ancho con árboles gigantes y casas señoriales del S.XIX. Es majestuoso y elegante. Fue creado por Francesc Carles Maristany i Garriga junto con el arquitecto Bernadí Martorell. Hay una parte central con hierba para peatones rodeada de plátanos, hayas y castaños, una calzada a cada lado y aceras donde están las entradas de las casas. Está catalogado en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico (IPA). Es precioso y bestial andarlo.

El Monestir de Sant Pere de Camprodon es del S.XIII. Lo que hay en la actualidad es la Església de Sant Pere que es todo lo que permanece del Monasterio original. Es una joya del románico de Cataluña. Los jardines exteriores están muy bien cuidados. Como casi siempre que visito pueblos de Cataluña, la encontré cerrada y no pude visitarla por dentro ninguno de los dos días que fui. Una pena que es una realidad. Desde aquí hago un reclamo, por enésima vez, a que las iglesias estén abiertas, como mínimo, los fines de semana.

Recomiendo caminar el Carrer Sant Roc y el Carrer Isaac Albéniz sin prisa. Uno es continuación del otro. El primero comienza en la Plaça de la Vila, que junto con la Plaça del Doctor Robert son dos de los puntos más animados del pueblo. En las dos calles mencionadas podréis encontrar comercios en los que no os podréis salir sin comprar. Salí cargada de la carnicería "Cal Xec", donde tienen embutidos, cajas de "Galetes Birba" y más productos delicatessen. Un poco más adelante está el Carrer València que es otra de las calles con más vida! Si podéis, acercaos a "Calefaccions Molas" en la Calle Ignacio Cabasés, 15, justo cruzado el río Ritort. Es una especie de ferretería con objetos chulísimos para el hogar.

No he tenido oportunidad de conocer muy a fondo la oferta gastronómica de Camprodon. Una tarde estaban todos los restaurantes llenos y acabé en la "Taverna El Caliu" en la Plaça de la Vila. Es un lugar informal y muy animado. Tiene platos combinados, pizzas, "llesques" y tapas. Muy buena relación calidad-precio. Otra noche fui más organizada y reservé mesa en el restaurante "El Pont 9" (reservar mesa aquí). Es otra historia. Tiene carta y diferentes menús: degustación, gastronómico, etc. Buen producto y platos elaborados. Es un lugar más elegante.

El segundo fin de semana me alojé en el "Hotelet del Bac" (reservar habitación aquí). Es una casa monísima completamente reformada. Está al lado del "Club de Golf Camprodon", algo alejado del centro. De hecho, para ir se necesita coche. Tiene unas vistas maravillosas y unos desayunos brutales. Las habitaciones son amplias y modernas.

Dicen que el Festival de Música Isaac Albéniz, en verano, vale la pena. Yo no he estado, pero iré. Tampoco he hecho la mítica visita a la antigua fábrica de "Galetes Birba" y no me lo perdono!

A sólo 15 minutos en coche, se encuentra la Ermita del Remei. Saliendo de Camprodon dirección Sant Joan de les Abadesses, está el desvío hacia la ermita. El lugar tiene un encanto especial. El camino para acceder ya es precioso; pero cuando se llega, hay una paz inusual. La talla auténtica de la virgen fue quemada en 1936. La imagen actual es una reproducción realizada hecha a partir de una fotografía. Esta ermita se construyó para poder alabar a una virgen que se encontró en el lugar y se nombró "Del Remei" por sus propiedades curativas. Me encantó el lugar.

Para hacer este recorrido se necesita un coche, sobre todo para ir a la Ermita del Remei y al "Hotelet del Bac". Últimamente, hay ofertas muy buenas en alquiler de coches en Europcar.



Booking.com

Duración:

En un fin de semana se ve todo.


Niños

Sin problema.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies