• Menu
  • Menu

Escapada Horseshoe Bend


Escapada Horseshoe Bend

Acceso
Se puede dejar el coche en el parking público (8$ por persona) y acceder caminando al mirador que hay arriba. Aunque el trayecto es sólo de un kilómetro, recomiendan llevar sombrero y agua en verano, pues el calor es muy fuerte. También hay que llevar zapatos cómodos. Hay mucha arena que dificulta la caminata. El vigilante que hay en la entrada pide que se abstengan de ir los que sufren vértigo. Las alturas son importantes.
Horseshoe Bend
Arizona (Estados Unidos)
Web: https://horseshoebend.com/

Nadie me había hablado de Horseshoe nunca. De hecho, lo descubrí por casualidad mirando Google Maps planificando la visita a Antelope Canyon. Y menos mal, porque no me hubiera perdonado marchar de Arizona sin verlo! Antelope y Horseshoe están muy cerca; quiere decir que se puede aprovechar para visitar las dos cosas en la misma escapada.

Hay cuatro opciones para visitarlo:

  • Una de las más comunes, es ver el Horseshoe navegando por el río Colorado; es decir, desde abajo. Hay muchas barcas que salen de Lake Powell. Yo no lo hice por falta de tiempo, pero pienso que es una buena opción.
  • La menos económica y menos asequible, es sobrevolar el Horsehoe en avioneta. Esta opción debe ser un sueño hacerla; pero si el presupuesto es limitado, recomiendo que se priorice sobrevolar el Grand Canyon.
  • Una opción que debe ser auténtica es la ruta de senderismo que hace un indio Navajo.
  • La más típica, porque es la más rápida y más económica, es acceder en coche y disfrutar de las vistas desde el mirador natural que hay arriba.

Siempre que viajo, voy justa de tiempo. Intento visitar el máximo de cosas posibles y el tiempo me acaba condicionante. En este caso, decidí escoger la última de las cuatro opciones; pero pienso que lo mejor es hacer una combinación de la primera y la última.

Las vistas desde arriba son fantásticas. Hay muchos debates sobre cuál es la mejor hora para visitar Horseshoe. Hay gente que dice al mediodía y hay gente que dice cuando baja el sol. Supongo que cualquier hora tiene su encanto. Yo lo vi por la tarde, un poco antes de que el sol bajara y la luz estaba brutal.

Caminé por todo el perímetro. El escenario cambia dependiendo de donde estás: es un sinuoso meandro que dibuja el río Colorado entre cañones y que está a 400 metros por debajo. Luego me senté dónde más me gustó y estuve unos minutos sólo observando. Nada más.

Es una maravilla de la naturaleza que, como su nombre indica, tiene forma de herradura.

Duración:

Se puede hacer lo largo que uno quiera.


Niños

Sin problema, pero llevando gorro y agua.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies