• Menu
  • Menu

Escapada Ciutadella


Escapada Ciutadella

Acceso
Hay un parquing en la plaza d’Es Born, justo arriba del puerto.
Ciutadella
Menorca (España)

Ciutadella ... la eterna rival de Maó. Los que han vivido y conocen la isla saben que esto es como un derby: o vistes unos colores o vistes los otros. No puedes ser imparcial y no puedes no vestir ninguno.

Aunque yo tengo un sentimiento especial y muy fiel por Maó, no puedo negar que el encanto de Ciutadella me ha cautivado.

Si la tuviera que definir de alguna manera me atrevería a decir que es la elegancia convertida en ciudad.

El puerto cautiva a cualquiera. Largo y estrecho como un canal veneciano. La mezcla de su muralla señorial con las terrazas llenas de vida, que llenan el muelle de punta a punta, le da un encanto más que especial. Hay un fenómeno muy peculiar que se origina de vez en cuando: las rissagues. Una marea que puede dejar seco el lecho del puerto para volver a subir rápidamente mucho más de lo que le toca. Mientras cenas, te puedes encontrar los pies mojados!

Imprescindible también hacer la visita a los bares del fondo del puerto. Id a las terrazas de la parte de arriba. Son auténticos y diferentes.

Los mejores accesos al puerto son por la calle Portal de Mar y por la bajada Capllonch. Ambos salen de Es Born. En verano se llena de puestos ambulantes que le dan mucha gracia.

En Ciutadella se respira historia por todas partes. De la antigua muralla, sólo quedan dos bastiones. Uno en Es Born y el otro en Sa Font. Una vez estéis en Es Born, id hacia la Plaza Nueva y buscad la calle Josep M Cuadrado. Es mi calle preferida. También llamada "Ses Voltes". Su nombre se debe a los porches de vuelta de las casas que hay en la calle. La sucesión de arcos se rompe en la Plaza Vieja y termina en la plaza de la Catedral. Dejarse perder, sin prisa, por las callejuelas de la parte antigua. Es fantástico.

Nada de lo que he escrito tiene validez durante las fiestas de San Juan. Evitad visitar Ciutadella durante estos días ... se convierte en otra Ciutadella que no aconsejo a nadie.

Recomiendo visitarla de tarde-noche. Tiene más encanto.

Duración:

La visita se puede hacer en una tarde para poder disfrutar de las tiendas y acabar cenando en el puerto.


Niños

Sin problemas.


Animales

Sin problemas.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies