• Menu
  • Menu

Escapada Binibeca


Escapada Binibeca

Acceso

Se accede en coche hasta el pueblo. En temporada alta es difícil encontrar aparcamiento.


Binibeca
Menorca (España)

¿Qué puedo decir de un pueblo que me ha visto crecer? En esta publicación no puedo ser demasiado objetiva. Binibeca es mi segunda casa y la adoro.

Este post es especial. Siempre escribo con máxima transparencia y honestidad porque me gusta transmitir lo que me ha hecho vibrar; pero en este caso, me cuesta desnudar los secretos de este pueblo. No os voy a engañar, me lo siento muy mío y no quiero compartirlos demasiado... ;-)

En las guías y por Internet lo venden como un antiguo pueblo de pescadores; pero nunca lo ha sido. A menudo escucho guías que explican historias inventadas a los turistas. La verdad es que sólo había uno o dos pescadores como mucho, la mítica Juanita que era la única habitante del pueblo durante todo el año (en paz descanse) y el resto era gente de la península que iba allí a pasar la verano. También he escuchado que las jardineras eran lugares donde bebían las vacas... en fin...

Si no estoy equivocada, fue alrededor de 1970 cuando Antoni Sintes, un aparejador que trabajaba en un estudio de arquitectura en Barcelona, presentó la primera maqueta del pueblo. La sorpresa fue doble: todas las casas eran diferentes y los planos de las casas los iba modificando sobre la marcha.

Las casas son pequeñas. La mayoría de ellas son para 4 personas, con dos habitaciones, un baño y una cocina integrada en el comedor. Inicialmente, las camas, armarios, estanterías y mesas eran de obra; pero, poco a poco, los propietarios lo han ido modernizando y ahora ya quedan pocas así.

Los caminitos del inmaculado pueblo están empedrados y son únicamente para peatones. La anchura no llega a un metro y no es fácil ubicarse. Es como un pequeño laberinto para quien no lo conoce, pero tiene mucha gracia. La plaza del centro del pueblo tiene una capilla muy pequeña donde se celebra una misa al año. Binibeca es uno de los reclamos turísticos más importantes de Menorca. En temporada alta está bastante masificado; pero aún así tiene encanto y aún guarda rincones auténticos.

Vistos los caminitos, se tiene que visitar el Caló d'en Fust, conocido por la gente local como el embarcadero. Es una plataforma de cemento donde están las barcas de los socios del Club Nautic Binibeca Vell y donde se baña la mayor parte del pueblo. Hay dos cuevas cerradas al público de las que se cuentan historias varias.

En la entrada del pueblo hay un centro comercial donde hay un par de tiendas que valen la pena: Local 23 donde hay vestidos y complementos monísimos y el Pou Nou con camisetas y bolsas características de la isla.

Por el pueblo pasa un tramo del Camí de Cavalls. Es un camino de ronda que bordea todo el perímetro de la isla pasando por casi todas las playas. He hecho cuatro tramos y me gustó tanto que recorreré unos cuantos más en breve!

Muy cerca, hay tres lugares que son secretos. Nunca había hablado de ellos antes.

Acapulco es un acantilado donde los jóvenes se lanzan haciendo piruetas diversas. Hay tres niveles de rocas y las competiciones entre ellos son constantes para ver quien se tira de la más alta. El nombre es en honor al Acapulco original de México. Está ubicado entre el pueblo de Binibeca y Ses Olles, este último es el primer lugar de Binisafua. Está muy cerca del pueblo; de hecho, es uno de los cabos del Caló d'en Fust.

En dirección contraria; es decir, dirección sur, solo salir del pueblo hay una piscina natural pequeña y monísima. Es uno de los secretos mejor guardados de Binibeca. Hay que ir cuando sopla viento de norte porque la veréis en su máximo esplendor. Si váis con viento de sur, estará sucia. El agua es verde esmeralda.

Continuando por la carretera que bordea la costa, justo antes de llegar a la Playa de Binibeca, está el Bufador de Binibeca. Es un lugar muy especial. Siempre lo había visto desde el mar. Es una cueva agujereada por el techo. Desde el mar es maravillosa; pero desde tierra también! No se ve hasta que uno está prácticamente encima! Hay que tener cuidado porque la altura es importante.

Recomiendo desayunar en la Bakery de Cala Torret donde encontraréis de todo y buenísimo. Me encanta la tostada de aguacate y los smoothies. El lugar es muy normal, pero el servicio y la comida son fantásticos!

Para cenar, muy cerca de Binibeca, está el restaurante Nautic Binisafua. Las tapas son muy buenas, pero el pescado del día es espectacular! Está ubicado en una antigua barquera y tiene vistas maravillosas a una calita. Aprovechad para ir a cenar que aún sea de día, así disfrutaréis de las vistas!

A 15 minutos en coche, hay un hotel fantástico. El Alcaufar Vell (reservar habitación aquí) es uno de mis favoritos de la isla. Tiene un encanto muy especial. Cautiva.

Me compré el libro Menorca. Reserva de la biosfera (Español) (Guia & Mapa) y fue un acierto! Está muy bien documentado y a menudo lo consulto.

Si necesitáis y/o deseáis ayuda en la organización de la escapada, no dudéis en enviarme un mail! Tengo contacto con gente de allí y estamos organizando actividades muy auténticas.

Para desplazarse por la isla es necesario alquilar un coche. Lo puede hacer en el mismo aeropuerto de Mahón donde hay Europcar. Nunca fallan!


Booking.com

Duración:

La visita se puede hacer en una mañana.


Niños

Sin problema.


Animales

Sin problema.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies