• Menu
  • Menu

Hotel Rural “Biniarroca”


Hotel Rural “Biniarroca”

Acceso
Se accede por carretera en buen estado. Coger la carretera que une Sant Lluís con Es Castell (ME-6). Saliendo de Sant Lluís, a pocos metros, hay un cartel a mano izquierda que indica “Agroturisme”. Hay párquing privado.
Camí vell, 57 Sant Lluís
Menorca (España)
Telf: (+34) 971 150059
E-mail: hotel@biniarroca.com
Web: https://biniarroca.com/

Me encanta que Menorca todavía sea capaz de ofrecer este tipo de alojamiento, manteniendo siempre la arquitectura original de la isla y alejándose del turismo masivo. Siempre agradeceré a la gente que lo hace posible.

En este caso, y para mi sorpresa, el alma matter de todo es una señora de origen inglés. Sheelagh Ratliff decidió dejar su estresante profesión en el mundo de la moda en Londres para regalarse una vida más tranquila en Menorca. Fue entonces cuando "Biniarroca" vivió la transformación pasando de ser una granja de vacas de producción de queso a un agroturismo.

El agroturismo es una casa (o "lloc" como lo llama la gente de la isla) impecablemente mimada. Nada está fuera de lugar. Todos los detalles están súper cuidados. Tiene un aire muy rústico, pero dispone de todas las comodidades de hoy en día (habitaciones con wi-fi, tv, aire acondicionado, etc.).

En la casa principal es donde se encuentran la recepción, el restaurante, una sala de estar interior y algunas de las habitaciones. Dos piscinas se esconden por los jardines inspirados en la riviera italiana. Debo confesar que me robó el corazón la piscina pequeña ... tiene un encanto especial. Alrededor, hay otras habitaciones con sus correspondientes pequeños patios privados. Los jardines tienen rincones muy entrañables para poder disfrutar de cierta intimidad.

En el hotel se puede contratar el servicio de masaje. Lo ofrecen tanto dentro de la habitación, como en una zona que está habilitada junto a la piscina pequeña, siempre bajo la atenta vigilancia de un Buda.

Ellos conocen muy bien la isla y no dudan, en ningún momento, a ayudar a los huéspedes a decidir y/o reservar cualquier actividad fuera de sus instalaciones.

Quiero destacar, por un lado, la calidad del desayuno: un bufet dulce y salado con productos muy provocadores colocados con mucho cuidado. Por otro, un detalle muy claro de que piensan en la comodidad de los visitantes es que disponen de servicio de duchas para todos aquellos que ya han hecho el chek-out y quieren aprovechar el día en la isla. Se agradece mucho.

Alojamiento rural, alejado de las masas, con un servicio fantástico.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies